"La diferencia entre lo ordinario y lo extraordinario es un pequeño extra"- Jimmy Jonhson

19 de mayo, 2017

"La diferencia entre lo ordinario y lo extraordinario es un pequeño extra"-   Jimmy Jonhson

Recientemente fui invitado como orador en una conferencia para un grupo de jóvenes universitarios donde la temática era el “Talenting Estratégico” desde el punto de vista de la Gestión de Talento Humano. Personalmente es un tema que me apasiona y por el cual hemos creado diferentes programas en Ignixon para lograr inspirar a la gente en convertirse en la mejor versión de ellas mismas.

Este tema lo he vivido muy de cerca ya que he tenido la enorme fortuna de trabajar hombro a hombro con más de 40 directores de empresa compartiendo Mejores Prácticas entre diferentes industrias, mismas que van desde pastelerías hasta fabricación de herramienta. Y lo que he visto es que cada vez están migrando (no todas) más y más a poner a la gente como un elemento verdaderamente estratégico.

Para esta conferencia, me di a la tarea de investigar sobre el tema y pude revisar cifras muy interesantes. Por ejemplo, un estudio reciente a nivel internacional establece que 24% de los empleados se encuentran desmotivados, un 63% no comprometidos y solo un 13% se puede considerar como colaboradores comprometidos. Sólo el 13%!

Con un poco más de detalle se concluye que un colaborador se encuentra desmotivado por alguna o muchas de las siguientes razones: sueldo bajo, se siente subvalorado, no se siente retado, horarios complicados, tener que trabajar en días de descanso o feriados, no se valora lo que hace, entre otros.

El gran problema es con el enorme porcentaje que se encuentra no comprometido. En este caso el compromiso pasa por un alineamiento de valores y propósitos de las personas y la empresa. Muchas veces está es la gente más difícil de gestionar, pues quizás son capaces, pero no se comprometen con la empresa, por lo que les da igual si todo funciona a la perfección o no.

Y el otro 13% son las súper estrellas del equipo que te sacan de cualquier problema, que están dispuestos a hacer verdaderamente una diferencia no solo dentro de la empresa, sino a fuera también.

Si te preguntas ¿cómo puedes identificarlos? Y de ahí poder tomar alguna decisión al respecto de cada uno de tus colaboradores, te comparto que he usado en consultoría una Matriz de 2x2. En el eje de las “x” tienes VALORES DE LA EMPRESA y en el eje de las “y” tienes HABILIDADES. La idea es que puedas acomodar a tus colaboradores en alguno de los siguientes cuadrantes:

-       Bajo VALORES y bajo en HABILIDADES. A estas personas hay que capacitarlas si vemos que pueden tener algo de potencial o bien sacarlas de la organización.

-       Bajo VALORES y alto en HABILIDADES. Por lo general hay la creencia de que es más fácil enseñar habilidades duras (conocimiento) que blandas (valores). Este grupo es delicado porque gente con pocos valores pero con iniciativa puede “alborotar el gallinero”

-       Alto VALORES y bajo en HABILIDADES, es la persona ideal para ser capacitada y mentoreada. Esta gente ya tiene lo más difícil en la empresa que son plena identificación de valores y se tendrá que afinar pequeños detalles de capacitación.

-       Alto VALORES y alto en HABILIDADES, son los que definitivamente representan buena parte de la eficiencia de la empresa. Estos son los “rockstars” y que conviene a toda costa retenerlos, retarlos y hacer que crezcan en la empresa.

En fin, el tema del capital humano es muchas veces complejo. Desde a visión de ignixon, es una oportunidad inmejorable para hacer que la gente mejore, crea en si misma y se convierta en una mejor persona, en su mejor versión.

No olvides dar un vistazo a nuestros programas. Estoy seguro que tenemos algo para sumar a tu organización. También te invito a que si no nos has dado “like” todavía en nuestra página de Facebook, nos ayudes haciéndolo.

Gracias por leernos y saludos

Alejandro De Santiago Lavalle